Consejos para ahorrar con el aire acondicionado.

Ahora en verano con las altas temperaturas solemos tirar del aire acondicionado para refrescar nuestra casa y no pasar tanto calor. Pero esto también tiene una cosa mala, la factura. Por lo tanto, el ahorro energético no solo es bueno para la lucha contra el cambio climático, si no también para nuestro bolsillo.

Para que no nos demos un susto cuando nos llegue la factura, vamos a ver algunos consejos para ahorrar cuando pongamos el aire acondicionado.

  1. Vigila y regula la temperatura: es muy importante saber que la temperatura más adecuada es de 24ºC. Cada grado de más que pongamos, podemos llegar a aumentar el gasto en la factura hasta un 8%.
  2. Un aparato de aire acondicionado eficiente puede llegar a ahorrar hasta un 60% en la factura. Los aparatos eficientes tienen junto a la marca una “A” y color verde.
  3. Es muy importante mantener nuestro aire acondicionado en buenas condiciones, es decir, filtros limpios. Ya que los filtros sucios obligan a la unidad a consumir más energía para refrigerar la casa.
  4. Cuando el aire acondicionado este funcionando, cierra puertas y ventanas, así el aire frío se concentrará en la sala donde estás.
  5. Aprovecha las horas en las que no hace tanta calor para ventilar la casa, es decir, por la mañana temprano y por la noche.
  6. Mantén cerradas las cortinas y persianas durante las horas de mayor calor para poder reducir hasta un 30% el consumo de energía de tu aire acondicionado.

Estas recomendaciones te permitirán combatir las elevadas temperaturas sin

que te encuentres con una factura de la luz por las nubes.