5 consejos para mantener la casa a punto en verano.

Cuando llega el verano solemos abrir puertas y ventanas en las horas en las que hace menos calor para refrescar un poco la casa antes de que lleguen las horas de más calor y tengamos que cerrar persianas, ventanas, etc. Pero lo negativo de mantener puertas y ventanas abiertas es que el polvo, la tierra, las hojas, etc. entran más fácilmente a nuestra casa. Por este motivo, tenemos que limpiar con más frecuencia.

Para conseguir mantener nuestra casa limpia y fresca al mismo tiempo, vamos a ver algunos consejos que podemos seguir:

  • En verano lo mejor es ventilar la casa a primera hora de la mañana y por la noche, te recomiendo que evites dejar las ventanas abiertas cuando el calor sea más acuciante.
  • Aprovechando la limpieza a fondo, ordena y elimina lo que no usas, pues siempre tendemos a guardar cosas que realmente no necesitamos. Te alegrarás cuando te desprendas de esas cosas, pues tendrás mucho más espacio para ordenar tus cosas.
  • Protege los muebles del sol, los muebles de madera sufren si están expuestos a luz solar. Para ello, utiliza cera o un pulimento específico para madera.
  • Limpia los filtros y las rejillas del aire acondicionado para que refrigere bien durante el verano.
  • El verano es una buena época para hacer una limpieza a fondo de la casa, puedes aprovechar el tiempo libre para limpiar la casa con más detenimiento. Y ya que estamos, lava cortinas, ropa de cama, fundas de los sofás, etc. Para hacer la limpieza a fondo de la casa, lo mejor es seguir estos tres consejos:
    1. Organiza un plan de trabajo: no te desesperes si no puedes terminarlo todo en un día, organiza tu tiempo.
    2. Hacer acopio de productos: antes de empezar con la limpieza, asegúrate que tienes todos los utensilios y productos que necesitas.
    3. Seguir un orden: esto es imprescindible para no ensuciar lo ya limpiado. Te recomiendo: descolgar cortinas, retirar alfombras, fundas y todo lo textil. Mientras se lavan, limpiar el techo, ventanas y paredes. Luego limpiar los muebles, decoración… Y por último, terminar con una limpieza a fondo del suelo.

Con estos consejos y una buena ventilación, podemos conseguir que nuestra vivienda habitual o casa de la playa esté en buen estado y fresca todo el verano.