10 consejos para la seguridad de los niños en las piscinas.

En verano, jugar en la piscina es una de las mayores diversiones de los niños, pero no hay que subestimar los riesgos. Para pasar un verano sin accidentes, debemos enseñarles las medidas de seguridad correspondientes para evitar un susto.

Según estudios realizados, en Europa mueren cada año más de 5.000 menores, de los cuales el 60% de las víctimas eran menores de seis años y más del 70% nos sabían nadar ni utilizaban flotador cuando sufrieron el ahogamiento.

Además, expertos aseguran que un menor puede ahogarse en menos de 3 minutos en una piscina infantil, sin que los padres se percaten del accidente.

Para evitar accidentes en la piscina con niños, vamos a ver 10 consejos a seguir:

·        Acompañar a los niños en todo momento y no perderles de vista.

·        Ponerles flotador o manguitos ya sea en piscina grande o pequeña.

·        Respetar el tiempo de digestión y entrar poco a poco en el agua.

·        No dejar que corran por el borde de la piscina ya que se pueden resbalar.

·        Asegúrate de que no coman chicles mientras están en el agua, podrían asfixiarse.

·        Mantén a los niños lejos de drenajes de piscinas, tuberías u otras aperturas para evitar que queden atrapados.

·        Evitad que se tiren de cabeza sin comprobar que haya suficiente profundidad y que no haya elementos o personas contra los que se puedan chocar.

·        Es conveniente enseñar a nadar a los niños lo antes posible. Es una medida que puede evitar parte del riesgo.

·        No es recomendable que entren de golpe en el agua la primera vez que se bañen, después de comer, de haber tomado mucho rato el sol o de haber hecho un ejercicio físico intenso.

·        No dejes que jueguen en escaleras o trampolines, se podrían hacer daño.