Cómo preparar la piscina para el verano

Cómo preparar la piscina para el verano 1

El buen tiempo se acerca, y con él vuelven las ganas de disfrutar de nuevo de la piscina, pero hay que tener en cuenta que para ello debemos realizar una buena preparación de la instalación para poder bañarnos en condiciones y disfrutar de un baño fresco y, sobretodo, saludable.

Antes de comenzar, debemos tener en cuenta si está vacía o llena:

  • Si la piscina está vacía, lo primero que tenemos que hacer es revisar el vaso; puede ser que haya fisuras en las tuberías o, si es de obra, que algunos de los azulejos se haya desprendido.  Para repararlo, usaremos el epóxido, una masilla que tiene altas propiedades adhesivas.
  • Si la piscina está llena y no ha recibido mantenimiento durante el invierno, hay tres fases principales que deberás desarrollar: vaciado, limpieza y llenado.
  1. El vaciado lo podemos hacer de diversas formas: Una de ellas es abriendo la llave del desagüe para que baje el nivel del agua y vamos cepillando las paredes con el producto de limpieza que más nos guste. Sin embargo, debemos evitar jabones que produzcan espuma. Otra forma es a través de una bomba sumergible pequeña, siempre y cuando sea de turbina abierta para que la suciedad no la obstruya.
  2. Cuando hayamos vaciado la piscina, necesitaremos detergente ácido. Después, aplicaremos un antialgas concentrado sobre toda la superficie. Para limpiar el fondo de la piscina, lo haremos empleando diferentes cepillos, que dependerán del material de la superficie.
  3. Mientras limpiamos, estaremos pendientes de si hay desperfectos o grietas e ir arreglándolos.
  4. Por último, llenaremos la piscina con agua nueva y ya podremos disfrutar de ella.

Después tendremos que seguir unos pasos para el mantenimiento diario de la piscina:

  1. Analizar el pH del agua, ajustándolo entre 7.2 y 7.6, si es necesario.
  2. Analizar el nivel de Cloro residual Libre, manteniéndolo entre 0’5 y 2 ppm. Si se utiliza un dosificador y/o un equipo para el control y regulación automática de Cloro y pH, hay que regularlos de manera que se mantenga este residual de cloro.
  3. Limpiar el agua de hojas e insectos.

Siguiendo estos consejos, podrás disfrutar de tu piscina todo el verano.