¿Garaje, sótano o trastero inundado? Cómo evitarlo y limpiarlo.

¿Garaje, sótano o trastero inundado? Cómo evitarlo y limpiarlo. 1

Uno de los problemas a los que nos enfrentamos en época de lluvia,  es el de las inundaciones que se producen en sótanos, garajes y trasteros debido a los problemas de evacuación de la red de saneamiento hacia los colectores municipales de alcantarillado.

Las consecuencias de estas inundaciones suelen ser bastante graves por los importantes daños que se producen tanto en las instalaciones como en los enseres de los propietarios.

Para evitar que se nos inunde el sótano, garaje o trastero, podemos seguir unas pautas:

Primero, tendremos controlados los cimientos. Veremos si puede haber algún punto por donde se pueda filtrar el agua.

Podemos prevenir buscando una solución de aislamiento.

El problema también puede ser del alcantarillado, ya sea público o de nuestra vivienda. Observaremos si el sistema drena bien el agua y si se produce un estancamiento en algún tramo. Esta tarea puede realizarla alguien que se encargue de hacer inspecciones de tuberías.

En caso de que el sótano, garaje o trastero ya esté inundado, vamos a ver algunos pasos a seguir para la limpieza:

  • Usaremos herramientas tales como: bomba de agua y/o generador eléctrico de emergencia impulsado a gas, linterna de alta luminosidad (no usar velas), botas impermeables o botas de pescador, máscara para el polvo, guantes de trabajo y guantes de hule, martillo, cuchillo o sierra de hoja plana y destornilladores y llave inglesa.
  • Revisaremos el exterior de la casa: con el fin de asegurarnos que no haya problemas mayores en la estructura, que no haya fugas de gas o líneas eléctricas caídas. Si la estructura de la casa es segura y se encuentra intacta, entonces podremos intentar entrar.
  • Interrumpiremos servicios de gas, agua y electricidad: A veces las inundaciones pueden desplazar los electrodomésticos de gas, originando fugas.
  • Ventilaremos la casa: Abriremos puertas y ventanas y de ser necesario emplearemos los ventiladores, conectados a las baterías, con el fin de ayudar a eliminar los vapores residuales y a reducir los niveles de humedad.
  • Bombearemos el agua hacia afuera: estos aparatos sólo deben ser usados por personas que sepan de su funcionamiento. Así que de ser necesario, lo más prudente es que contactes con profesionales especializados.

Una vez que ya hemos sacado el agua de nuestro garaje nos quedará limpiarlo de manera natural, con fregonas y lejía para poder extraer las suciedades que ha traído el agua a tu garaje. Lo más seguro es que las paredes de tu garaje se hayan visto afectadas por la inundación quedando manchas, por lo que recomendamos el uso de un quitamanchas de pared, aunque lo más seguro es que la única opción sea el repintado de la pared una vez que se ha secado.