La limpieza de cristales es una tarea que es considerada por muchos tediosa y cansada. Sin embargo, si sabemos cómo limpiar cristales, podremos tener nuestras ventanas perfectas y los cristales de los escaparates perfectamente transparentes.

Limpiar los cristales es sencillo, por muy grandes que sean, siempre que tengamos un buen kit de cristalero. Para limpiar las ventanas grandes lo mejor es utilizar gomas limpiacristales o regletas ya que de una pasada acabamos con la suciedad de una gran parte de la superficie. Primero debemos pasar una esponja con un poco de jabón (es importante no utilizar demasiado para que luego no nos cueste aclara los cristales) y acto seguido la regleta o goma limpiacristales. Después, aclaramos la herramienta con un trapo húmedo y continuamos con otra parte de la superficie.

Para limpiar lo mejor es usar trapos. Hay dos clases de trapos muy eficaces, los trapos de micro-fibra  limpian bien la superficie del cristal y los trapos para limpiar los muebles de madera. Estos también sirven para dejar el cristal limpio de manera uniforme. Otro perfecto truco para limpiar los cristales es usar papel de periódico en lugar de un trapo. De esta forma, evitaremos que queden sobre el cristal restos de pelusa que suelen desprender la mayoría de paños.

Hay diferentes productos químicos, que se pueden utilizar para limpiar los cristales de casa. Por ejemplo los productos de pulverización, que venden en las tiendas, los cuales son eficaces, rápidos y no dañan la superficie del cristal. Para ahorrar dinero, podemos utilizar una receta casera muy sorprendente, se trata de mezclar una taza de alcohol, una taza de agua y una cucharada de vinagre. Elige vinagre blanco o vinagre de alcohol, que dejará los cristales libres del olor fuerte de otros similares. Si te desagrada el aroma, también puedes usar una solución de dos partes de alcohol medicinal por una de agua del grifo, bien mezclada para evitar que el alcohol se evapore tan pronto lo viertes en el cristal.

Otro truco para retirar la suciedad de los cristales es diluir almidón (una cucharadita de café) en medio litro de agua caliente y, a continuación, extender esta mezcla sobre el cristal ayudándonos de una esponja. Por otro lado, impregnamos un papel de periódico con vinagre y -una vez seca la mezcla- frotamos el cristal con papel de periódico para retirar el almidón.

Vamos a ver como podemos limpiar cristales en varios pasos:

  1. Reúne todas las herramientas y suministros.
  2. Si es necesario, quita las ventanas corredizas para limpiarlas.
  3. Llena una cubeta o palangana con la solución que hayas elegido.
  4. Quita cualquier cedazoque cuelgue en las ventanas.
  5. Quita cualquier telaraña que veas, con un cepillo viejo o paño viejo.
  6. Quita cualquier exceso de suciedad o polvode las ventanas exteriores con una manguera de jardín
  7. Limpia los marcos de las ventanascompletamente con una esponja empapada.
  8. Empapa la esponja en un balde lleno de agua y puedes comenzar a limpiar las ventanas siguiendo uno de estos métodos:
    • Comienza en la parte superior izquierda de la ventana y haz una forma s hacia abajo hasta llegar a la esquina inferior derecha de la ventana.
    • Comienza a limpiar la ventana desde la esquina superior izquierda y arrastra la esponja hacia abajo. Usa una gamuza o un paño seco para eliminar el exceso de agua de la escobilla de goma y comienza a limpiar la línea siguiente hasta que llegues al lado derecho de la ventana.
    • No olvides secar la escobilla de goma con una gamuza o un paño seco después de cada movimiento que hagas. De lo contrario, quedarán líneas visibles en el cristal de la ventana.

9.  Seca los marcos de las ventanas.

Con estos pasos, y los productos o soluciones que elijamos utilizar, conseguiremos tener las ventanas, escaparates, cristaleras… en perfecto estado.