Preparar la vivienda para el invierno

Preparar la vivienda para el invierno 1

Ahora que van llegando los meses fríos, necesitamos tener nuestra casa lo suficientemente preparada para aislarla del frío todo lo que podamos, además de  prevenir el consumo excesivo en recursos de calefacción y climatización del hogar. Ya en los días de otoño nos preparamos para la estación fría, revisando y mejorando el aislamiento del hogar. Según, qué tipo de vivienda sea, estará más aislada del frío, o más expuesta a él. Para ello, vamos a ver algunos trucos de cómo podemos preparar la vivienda de forma general para la llegada del invierno:

  1. Si tienes un ático, añade más aislamiento. El calor aumenta y se escapa a través de los áticos aislados de manera inadecuada. El aislamiento de fibra de vidrio viene en rollos con soporte de papel que puedes quitar y sujetar con tachuelas para preparar tu casa para invierno.
  2. Sella las grietas alrededor de las ventanas y puertas para eliminar las corrientes de aire. Usa masilla resistente al agua en los exteriores del inmueble.
  3. Instala empaquetaduras en los tomacorrientes eléctricos de las paredes exteriores. Estas eliminarán las corrientes de aire.
  1. Cierra las habitaciones que no estén en uso. Intenta confinar las áreas de tu casa que no necesiten calefacción.
  1. Considera instalar ventanas de doble acristalamiento. Las ventanas de doble acristalamiento te ayudan a preparar tu casa para el invierno.
  1. Cierra los conductos de ventilación que estén fuera de tu casa a medida que comience a hacer frío.
  1. Usa cinta resistente a todos los climas para asegurar el plástico al interior del marco de la ventana. Aplica calor con una secadora de cabello para encoger el plástico.
  1. Mantén la chimenea limpia y segura: si tienes chimenea en casa, debes cuidar su mantenimiento en estos meses de frío. Es necesario que, al menos, cada dos años, la limpiemos y preparemos de cara a su función principal durante el invierno. Mantener y cuidar el sistema de calefacción: antes de la llegada del frío, es necesario que revises los sistemas de calefacción que tengas instalados en tu hogar: corregir posibles pérdidas de presión y purgar los radiadores son los pasos principales para evitar averías y alcanzar mayor confort y menos consumo.
  2. Aislar las puertas del frío: instala burletes en las puertas para evitar el paso de aire y mantener así la temperatura ideal de nuestro hogar.

Con esto sencillos pasos, conseguirás aislar tu vivienda del frío, y pasar mejor estos meses de invierno.